Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


cap.5: Investigaciones.

miércoles, 21 de octubre de 2009


Papá volvió un rato más tarde, yo ayudaba a mamá con la cena, mi mano ya estaba mejor, de la cortada solo quedaba una fina línea color escarlata. Me encargaba de preparar la ensalada, mientras que ella hacía el resto; de vez en cuando ambos me lanzaban miradas nerviosas que yo me dedicaba a ignorar, acomodé mi pijama varias veces escondiendo el colgante de la vista de mis padres mientras que ellos hablaban con ligeros gestos. Resoplé y tomé mi plato para ir a mi habitación.
-          Chelsea, ¿a dónde vas?- preguntó mi madre asomando su cabeza por el alfeizar de la puerta de la cocina.
-          Iré a mi habitación.- casi gruñí, mis últimos días habían sido demasiado para mí, como para ahora tener que soportar sus secretos y misterios.
Ella me observó extrañada y un rastro de tristeza se dejo ver en su rostro antes de volver a desaparecer; me quedé paralizada a mitad de las escaleras, tomé un respiro y me dispuse a seguir mi camino cuando escuché una frase que despertó algo dentro de mí.
-          Cariño, ¿será que… ya la estamos perdiendo?- dijo mi madre con su voz resquebrajada.
Sentí como mi corazón palpitaba pesadamente debido a aquellas palabras, respire profundamente y entré a mi habitación; encendí las luces y abrí mi portátil, ahora me disponía a averiguar ¿qué demonios significaban esas escrituras? Como si se tratase de un reflejo mi mano voló hacia mi cuello, encerré la enorme piedra dentro de mi puño y respiré fuertemente.
-          A ver… ¿qué tenemos aquí?-dije para mí misma mientras abría la página web del buscador.
“Inscripciones Antiguas” pensé mientras tecleaba lo más rápido que daban mis dedos, revisé cada uno de los enunciados de los resultados que aparecieron. “nada” suspiré. De pronto otra idea vino a mí ¿Latín? Dije intentando observar de nuevo el grabado. Lo había visto cientos de veces en películas y libros, estaba claro que yo no tenía ni la más remota idea de ese idioma pero, nada perdía con intentarlo. “inscripciones en Latín”; de nuevo se replegaron miles de páginas que no tenían nada referente al extraño collar o a su idioma.
-          Vamos, vamos.- dije para mí misma apretando mis sienes con ambas manos.
“idiomas antiguos” volví a buscar, abrí la primera página de la búsqueda y sonreí. “Diccionarios Antiguos” dictaba el título principal de la web.
-          ¡Perfecto!- casi grité al ver la amplia lista de idiomas.
“alemán, árabe, búlgaro, catalán, checo, Chino”… no, no ¡NO! Grité dentro de mí “Español, Francés, Gales… ¡GRIEGO, HEBREO!”. Mis dedos pasaron instantáneamente por cada símbolo mientras que desplegaba el siguiente menú.
-          Alguno de estos debe ser… Diccionarios… Abrir…- dije suavemente mientras que seleccionaba las opciones.
Solté torpemente el pequeño broche que sostenía el collar a mi garganta, la piedra se precipito hacia el suelo, deslizándose entre mis dedos; cerré los ojos esperando el sonido de aquel material volviéndose añicos, pero no hubo nada, miré temerosa esperando cualquier panorama, pero lo que observé nunca pasó por mi mente.
Mi mano estaba extendida debido a mi fallido intento de detener la caída, sin embargo aquel extraño dije estaba a escasos centímetros de mis dedos extendidos, literalmente flotando en el aire. Mi corazón golpeaba contra mis costillas fuertemente mientras observaba aquello; temerosa acerqué aún más mi mano al extraño objeto que acudió a mí como si se tratase de un imán.
Coloqué la rara piedra sobre el escritorio y mi mano voló hacia mi pecho, sentía mi pulso golpear fuertemente en mis sienes y mi garganta. “ahora sí, me he vuelto loca” repetía una y otra vez mientras que mi cabeza daba vueltas “… o tal vez no”. Respiré profundamente y miré de nuevo el objeto que resplandecía bajo la débil luz del monitor de la portátil. De pronto un fuerte escalofrío me recorrió, de nuevo aquella sensación de vacío y desprotección se habría en mi pecho, el miedo volvió a mi cuerpo en un suspiro mientras que me ponía más y más ansiosa; tomé de nuevo la cadena de plata entre mis manos y la apreté fuertemente. Aquellas horribles sensaciones se fueron tan rápidamente como llegaron, estrujé mis ojos con la mano que tenía disponible y volví a concentrarme en la computadora.
-          A ver…-dije para mí misma, el hecho de oír mi voz hizo que me sobresaltara. “vamos Chelsea, ¿de cuándo acá eres tan cobarde?” me escuché a mi misma mentalmente intentando calmarme.  
Esperé que la página se cargara completamente y comencé a revisar el diccionario hebreo, observé detenidamente cada uno de los símbolos comparándolos con las inscripciones. Negué con la cabeza al no hallar similitudes entre los extraños trazos y presioné el botón de mi mouse para volver atrás. Solo quedaba una de mis opciones, abrí rápidamente el diccionario griego y pase mi mano entre mis cabellos, rogué por encontrar allí la solución. Nunca había creído en supersticiones ni nada por el estilo, pero tenía que aceptar que todo lo que estaba pasando no era específicamente normal.
Lancé mi cabeza hacia atrás, dejándola caer sobre el respaldo de la silla y cerré mis ojos, respiré un par de veces mientras mi corazón volvía a su ritmo natural. Al cabo de un par de minutos fijé con cierta dificultad la vista en el monitor, mis ojos habían permanecido cerrados y el brillo me resultaba casi insoportable. Poco a poco mis ojos se acostumbraron a la refulgente luz y pude ver con claridad aquellos símbolos. Rápidamente abrí mi mano y giré el amuleto entre mis dedos dejando a la luz sus inscripciones. Poco a poco rocé con mis dedos aquellas hendiduras en el metal habían dos bloques de símbolos, busqué poco a poco cada figura, cuan un rompecabezas se tratase.
Me levanté de mi silla de un salto sin soltar el colgante y fui por mi vieja libreta de apuntes y un lápiz, volví a colocarme frente al computador y anoté letra por letra armando la primera palabra.
-          C…E… I… N…O…-dije mientras recorría con mi dedo el alfabeto griego y anotaba cada letra en su posición. Cuando por fin armé la primera palabra mi estómago se hizo un nudo, claro que sabía que se trataba de algo así, pero el hecho de que se confirmara hacía que mi corazón se acelerara aunque una calma me recorría enteramente.
-          Protección…- dije con un hilo de voz mientras repasaba cada letra escrita con la mirada. Suspiré y giré de nuevo el dije para intentar descifrar el siguiente bloque de símbolos.
Lo intenté sin fruto alguno durante largo rato, pero aquellas escrituras estaban demasiado gastadas como para distinguir, con mi poca experiencia, que signo era cada cual. Recordé de pronto la habilidad de mi padre en los idiomas, había estudiado en su juventud lenguas antiguas, o algo así… en realidad nunca me había contado mucho más que eso. Coloqué el amuleto bajo la hoja y rocé suavemente la punta de grafito sobre él, haciendo que sus fisuras se marcasen sobre el papel. Al fin y al cabo no podía dejar que ellos vieran el amuleto. Arrugué el papel y lo metí en el bolsillo de unos vaqueros;  se lo preguntaría luego, de seguro estaba en el salón de estar con mamá y realmente me sacaba de quicio su secreteo.
Apagué la portátil y caminé lentamente hacia la cama, volví a colocarme la fina cadena alrededor del cuello y reposé mi cabeza sobre la almohada; suspiré y cerré los ojos rodeando de nuevo aquel objeto con los dedos.
Abrí los ojos en la mañana, sentí cómo me mecía mamá mientras susurraba algo que no me interesaba oír, lo único que quería era descansar.
-          Vamos, Chelse… arriba, despierta.- decía una y otra vez.
-          No, quiero dormir… vamos, déjame.- me quejé dándome vuelta para escapar de su mano. Ella suspiró.
-          Chelsea Marie Hardwicke.- dijo con su voz regañona.- son las dos de la tarde y tu sigues dormida.
Abrí los ojos de golpe al escuchar la hora, se incorporé y la miré soñolienta. ¿Las dos de la tarde dijo?
-          ¡¿las dos de la tarde?!- repetí la pregunta que me había hecho dos segundos antes mentalmente.
-          Si querida, has dormido tanto… ¿te sientes bien?- dijo colocando su mano sobre mi frente.
-          Si madre… es-toy bien.- dije liberándome de su mano que tomaba mi temperatura por todo mi rostro.
Suspiré y me desperecé pesadamente ¿Cómo podría sentirme tan soñolienta si acababa de dormir más de doce horas? Sacudí la cabeza de un lado a otro para apartar la pereza de mí mientras que mi mamá reía por lo bajo. Salí de un salto de mi habitación y cerré la puerta del baño detrás de mí, cepillé mis dientes y enjuagué mi cara, observé mi rostro en el espejo y detallé que las manchas que se habían formado en el último par de días bajo mis ojos habían desaparecido en su totalidad.
Arreglé mi cabello y salí, mi estómago gruñó sonoramente, así que bajé a la cocina en busca de un ¿desayuno… almuerzo? Suspiré y negué con la cabeza por las tonterías que pasaban por ella.
Encontré un omelette de queso sobre la mesa y varias rebanadas de pan blanco. Me senté en la primera silla que tuve a la mano y devoré todo velozmente. Me balanceé suavemente sobre mi asiento, intenté recordar la noche anterior sin obtener nada. Cero sueños, ni horribles seres persiguiéndome; sonreí de satisfacción y alegría y me levanté de la mesa para lavar mi plato.
-          Cielo allí está tu…-la voz de mi madre me sobresaltó haciendo que el plato resbalara de mis manos.- veo que ya comiste.
Ella me observaba extrañada mientras que yo sonreía rogando por qué no notara la enorme piedra negra que se asomaba entre las solapas de mi pijama.

2 comentarios:

  1. ¡¡HOOOO... Cassi presiosa!!
    te felicito por tu historia eres muy talentosa, te doy mi mas sincero agradecimiento por escribir ta bien y tan bonito, sigue asì y espero el proximo capitulo ok.! =) te dejo un afectuoso abrazo.

  1. lo prometido es deudaxD
    jaja esta genial tu historia:D!!!
    ya qiero seguir leyendoxD!!
    espero tener asi mucho tiempo para leerla xD
    tequiero annie cuidate besosxD!

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool