Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


74.- Invitados

sábado, 26 de septiembre de 2009

De pronto los vi. “Nómadas” pensé. Venían en fila, un hombre rubio y de estatura mediana abría la formación en el flanco derecho de la formación, en medio, y obviamente el líder era otro hombre más alto y fornido con el cabello oscuro cayendo sobre sus hombros, su piel era más oscura que la de nosotros y sus compañeros; y por último una mujer, no muy alta con un largo cabello rojo fuego y tez extraordinariamente pálida a contraste con la olivácea de su acompañante.

Bella dio un respingo cuando aparecieron en la linde del bosque a un poco más de diez metros de distancia. Vestían trapos que alguna vez fue ropa de excursionistas, pantalones de jean rasgados y sucios, camisas a cuadros abotonadas confeccionadas con gruesa tela impermeable y venían descalzos. Sus ojos rojos resplandecieron aun con el sol completamente oculto detrás de infinitas nubes negras. Sus ojos se posaron en Carlisle que inmediatamente dio un paso hacia ellos, Jasper y yo lo seguimos cubriendo sus flancos, mis manos estaban apretadas en puños a mis costados si darme cuenta, rápidamente las abrí y las flexione para eliminar alguna tensión en mis brazos.

En ese instante los detallé a la perfección; la mujer, su cabello estaba revuelto, lleno de hojas y restos de naturaleza, su expresión era ligeramente feroz y nos recorría a cada uno de los hombres con su mirada gatuna, sus movimientos eran bastante parecidos al de algún felino y de vez en cuando me parecía que… ¿ronroneaba?. El segundo frente a mí era el rubio, su cabello largo y dorado estaba atado en una coleta detrás de su nuca, una mirada siniestra acompañaba una sonrisa nada confiable que dejaba entrever sus colmillos. Y el último era quien intercambiaba una “noble” mirada con Carlisle, su rostro oliváceo era inusual entre los vampiros, su cabello negro caía sobre sus hombros despreocupadamente; sus ojos hacían un extraño contraste con sus otras características dándole un aspecto ligeramente aterrador. Nos dedico a todos una cortés sonrisa muy diferente a la del otro sujeto y un asentimiento a Carlisle.

- Creíamos haber oído jugar a alguien.- dijo con una voz lenta y un gracioso acento francés.- Me llamo Laurent, y estos son Victoria y James.- dijo señalando a los dos de atrás.

- Yo soy Carlisle y ésta es mi familia: Emmett y Jasper; Rosalie, Esme y Alice; Edward y Bella.- dijo el señalándonos por parejas, supongo que para que la idea de que teníamos entre siete vampiros una frágil y pequeña humana.

- ¿hay sitio para unos pocos jugadores más?- dijo él con un tono parecido a la amabilidad.

- Bueno, lo cierto es que acabamos de terminar el partido. Pero estaríamos verdaderamente encantados en otra ocasión. ¿Piensan quedarse mucho tiempo en la zona?- preguntó Carlisle imitando su tono.

- En realidad, vamos hacia el norte, aunque hemos sentido curiosidad por lo que había por aquí. No hemos tenido compañía durante mucho tiempo.

- No, esta región suele estar vacía si exceptuamos a mi grupo y algún visitante ocasional, como ustedes.

Pude ver cómo Jasper se relajaba ligeramente para liberar su efluvio; la conversación dejo de ser amenazante para convertirse en una parodia de conversación amistosa. Edward dejo caer sus hombros bajo el efecto de Jasper, pero de pronto volvió a tensarse.

Su cháchara siguió mientras que el resto de la familia intentaba cubrir discretamente cada flanco de Bella que seguía petrificada con las uñas aferradas al brazo de Edward y los ojos como platos; Carlisle le explicaba a los recién llegados nuestros hábitos de alimentación y nuestro estilo de vida.

- Les mostraremos el camino si quieren venir con nosotros. Emmett, Alice, vayan con Edward y Bella a recoger el Jeep.- dijo Carlisle con un tono que le restaba importancia a la tarea que nos había encomendado.

De pronto lo que habíamos temido durante estos largos minutos pasó a cámara lenta: Una brisa silbante alborotó el cabello de la pequeña humanita, su efluvio llenó el aire completamente golpeándome de lleno en el rostro, acto seguido el hombre rubio ronroneó con fiereza y movió las aletas de su nariz fijando su vista en Bella, avanzando un paso y agazapándose, sonriendo diabólicamente. Cuando caí en cuenta Edward la había colocado completamente tras de sí y se había colocado en posición para atacar al igual que todos los demás excepto Carlisle que miraba fija y duramente a James; varios rugidos y sonidos guturales brotaron de todos los presentes.

- ¿qué ocurre?- pregunto Laurent recorriendo con su mirada desde su compañero hasta Edward que no le quitaba la vista de encima.

- Ella está con nosotros.- dijo Carlisle en un tono retador, dirigiéndose hacia James que fintaba de un lado a otro. Nunca había visto a mi padre actuar de ese modo.

- ¿Nos han traído un aperitivo?

Esta vez toda la familia rugió brutalmente, Edward se adelantó y curvó su labio enseñando sus colmillos.

- He dicho que ella está con nosotros.- repitió Carlisle agriamente.

- Pero es humana.- dijo Laurent incrédulo; son ojos estaban desorbitándose poco a poco mientras observaba de arriba abajo a Bella. Vi un brillo de mortalidad en los ojos de James y me erguí junto a Carlisle interponiéndome entre él y mi familia; él se levantó sin quitarle los ojos de encima a Bella mientras que Edward lo seguía con la mirada, aún agazapado. Los ojos de James se habían tornado completamente negros.

- Parece que tenemos mucho que aprender unos de otros.- dijo Laurent con voz tranquilizadora.

- Sin duda.- respondió Carlisle frío y cortante.

- Aún nos gustaría aceptar su invitación.- los ojos de Laurent revolotearon hacia Bella unos segundos, Alice gruño por lo bajo y retomó su mirada a Carlisle.- Y claro, no le haremos daño a la chica humana. No cazaremos en su territorio, como les he dicho.

James liberó de su mirada a la pobre Bella que respiró con una especie de alivio, como si hubiese estado asfixiándose; este observó a Laurent muy irritado y con incredulidad, antes de dirigir su mirada a Victoria que seguía repasándonos deliberadamente; sus ojos se detuvieron en mis brazos cruzados sobre el pecho y Rosalie hizo un gesto que no pude ver y gruño formando una fuerte advertencia.

1 comentarios:

  1. (L)(*)Citlally (L)(*) dijo...:

    =O ke emoción, me encanta ver la perspectiva de Emmett, y la manera en que se apoyan unos con otros. Los capitulos dificiles, tiendena valer la pena cuando los terminas=P

    Annie escribes genial, es un honor, tenerte como amiga^^ tkm =*

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool