Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


73.- El partido II

viernes, 25 de septiembre de 2009


Luego de un “descanso” reemprendimos el juego, Rosalie bateó un hit que golpeó a Carlisle en la cabeza y llegó hasta la segunda base para cuando reaccionó, mis carcajadas resonó en todo el campo mientras que caí de espaldas sobre el suelo sosteniendo mi estómago y temblando de risa. Puntos y carreras iban y venían colocándose a la cabeza un equipo y luego el otro; hits, roletas y varias atrapadas fueron parte de la diversión.

Carlisle era uno de los más animosos, corría revoloteando detrás de todos cuando era nuestro turno al bate; en su vuelta bateó la bola fuertemente en mi dirección, corrí a todo lo que daban mis piernas internándome más y más en el bosque, la escuche silbando contra el viento y en menos de un segundo trepé un enorme abeto y la tomé en mi mano con un fuerte estruendo.

- ¡OUT! – escuché gritar la voz cantarina de Esme mientras que la risa de Rosalie ocultó la sarta de maldiciones de Carlisle y Edward.

Lancé la bola y corrí de vuelta al campo; al llegar Edward esperaba por su turno al bate mientras que Alice giraba velozmente la pelota en sus manos. De pronto sus ojos se tornaron inexpresivos contemplando el vacio y un horroroso grito ahogado brotó de su garganta. Todos los rostros la observaron nerviosos. Edward se situó a mi derecha, estaba tenso como una roca antes de que cualquiera pudiese decir nada.

- ¿Alice?- preguntó Esme con voz ronca y tensa.

- No lo he visto con claridad, no podría decirles…- dijo la pequeña con un hilo de voz. Todos nos reunimos en un círculo a su alrededor mientras que Jasper acariciaba sus delgados brazos con sus manos y le susurraba sin fin de palabras dulces al oído.

- ¿Qué pasa, Alice?- preguntó Carlisle con un tono de padre ligeramente autoritario. Jasper se interpuso ligeramente entre ella y nosotros con un gesto protector, inclinándose hacia su esposa.

- Viajan mucho más rápido de lo que pensaba, creo que me he equivocado en eso.- dijo ella en un murmullo, como si no se diese cuenta de nada de lo que pasaba a su alrededor. Nuestras respiraciones se contuvieron y Jasper fue el primero en hablar.

- ¿Qué es lo que ha cambiado?

- Nos han oído jugar y han cambiado de dirección.- dijo la pequeña Alice con un rastro de culpabilidad en sus ojos mientras observaba el suelo, incapaz de ver a la cara a la pequeña Bella.

Todos nuestros ojos se fijaron en Bella y luego volvimos a nuestros pensamientos individuales.

- ¿Cuánto tardarán en llegar?- Indagó Carlisle dirigiéndose a Edward; Alice se encontraba resguardada entre los brazos de Jasper respirando ruidosamente.

- Menos de cinco minutos. Vienen corriendo, quieren jugar.- dijo Edward presionándose el tabique nasal con sus dedos índice y pulgar manteniendo una mirada de concentración.

- ¿Puedes hacerlo?- preguntó Carlisle inmediatamente, refiriéndose a su podía llevarla de nuevo al auto.

- No, con carga, no- dijo él secamente.- Además, lo que menos necesitamos es que capten el olor y comiencen la caza.

- ¿Cuántos son?- pregunté irrumpiendo el silencio que comenzaba a formarse.

- ¡Tres!- dijo Edward observándome inexpresivo.

- ¿TRES?- dije en tono de burla; esa respuesta era la que menos había esperado, respiré socarronamente esperando algo de acción- ¡déjenlos que vengan!- dije con voz animada ante la gran cantidad de una especie de adrenalina que se acumulaba en mi cabeza.

- Nos limitaremos a seguir jugando.- dijo Carlisle cortante y fríamente, el nerviosismo se extendía por su rostro.- Alice dijo que sólo sentían curiosidad.

Pronunció esas palabras a velocidad vampírica, aunque pareció disminuir su velocidad al ver que la pequeña Bella tenía las cejas arqueadas intentando captar la idea.

- ¿Están sedientos?- preguntó Esme a Edward a la mayor velocidad que podía, supongo que para no poner nerviosa a Bella. Él contestó con una negativa de su cabeza y ella respiró aliviada.

- Intenta atrapar tú la bola, Esme. Yo me encargo de prepararla.- dijo Edward en un suspiro y se paró frente a su novia humana.

Todos volvimos a nuestras posiciones mientras que agudizábamos nuestros sentidos y peinábamos el denso y oscuro bosque con nuestra mirada; todos respiramos fuertemente intentando captar cualquier olor inusual mientras que Alice y Esme se ubicaban cubriendo los flancos de Bella.

- Suéltate el pelo.- le ordeno Edward dulcemente. Ella retiró la pequeña goma que sostenía su cabello oscuro que cayó sobre sus hombros. En un segundo Jasper colocó sus manos sobre su boca y su nariz en un acto reflejo tensándose en su sitio. Alice le murmuró algo y le dedicó una de sus profundas miradas y él se relajó poco a poco hasta volver a su estado acostumbrado.

- Los otros vienen ya para acá.- dijo Bella en un tono humano que me resultó bastante alto y me hizo dar un respingo.

- Sí, quédate inmóvil, permanece callada.- le contestó él lo más rápido que pudo considerando que ella lo entendiese, el nerviosismo se apoderó de su voz por un instante antes de proseguir.- y no te apartes de mi lado, por favor.

Arregló su oscura cabellera envolviendo su cuello y parte de su rostro.

- Eso no servirá de nada. Yo la podría oler incluso desde el otro lado del campo.- dijo la pequeña Alice exteriorizando lo que todos pensábamos. Rosalie dio un leve asentimiento y me observó intentando indicarme algo que no comprendí.

- Lo sé.- dijo Edward con frustración.

Ella le preguntó a Edward algunos detalles mientras que nosotros seguíamos vigilando el perímetro con nuestros sentidos terriblemente agudos, intentando percibir el momento en que se acercaran. Carlisle volvió a retomar el juego con un deje de desgana en sus movimientos.

Nuestro equipo se paseaba por el interior del campo, mientras que Esme y Carlisle estaban ligeramente alejados hacia el bosque monitoreando sonidos y olores. Bella temblaba como un corderito y Edward la observaba con el rabillo del ojo. Rosalie no quitaba su mirada de ella, plegando sus labios hacia adentro fuertemente y echando chispas; de algún modo creo que la culpaba aunque su prioridad, y la de todos era salvar el cuello de la pequeña humana.

- Lo siento, Bella.- murmuró Edward achicando sus ojos.- Exponerte de este modo ha sido estúpido e irresponsable por mi parte. ¡Cuánto lo siento!.

De pronto aquel sonido llegó a mis oídos, y a los de toda mi familia; desde la esquina oeste del campo pudimos escuchar como tres pares de pies se dirigían velozmente hacia nosotros. Todos nos interpusimos entre ellos y Bella, ella se limitaba a esconderse detrás del cuerpo de Edward y observar con los ojos como platos el lugar por donde venían. Rose se colocó a mi lado y tomó mi mano fuertemente, la miré tratando de tranquilizarla y ella suspiró suavemente mientras que sus ojos me lo expresaban todo.

2 comentarios:

  1. Karen dijo...:

    NO LO PUEDO CREER QUE LO DEJARAS AHI ANNNN... ME ESTAS MATANDO LOS NERVIOS.... NO SABES ME COMI DOS UÑAS!!!!... Y TU ME DEJASTE CON ANSIEDAD....
    ESTUPENDO AMIGOSOCITA TE QUEDO GENIAL!!!!
    TE QUIERO, TE EXTRAÑO... AMIGOSOCITA AHI NOS ESTAMOS HABLANDO
    BYE SUBE PRONTO EL PROX CAP

  1. (L)(*)Citlally (L)(*) dijo...:

    me agradan etos caps, cuando pones el ke sigue?? me muero por leerlo, bien anie, te encanta dejarme intrigada xD te kiero nena cuidate^^

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool