Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


46.- Jasper.

miércoles, 22 de julio de 2009

Luego de un largo rato decidí por fin salir del agua, estiré mi mano distraídamente hacia el toallero, y para mi sorpresa no encontré nada. Abrí mis ojos de par en par y me viré rápidamente en esa dirección; en efecto la pequeña repisa color crema que se encontraba justo al lado de la tina estaba vacía. Traté de recordar donde había dejado mi enorme paño el día anterior.

- ¡OH! ¡El vestidor!- exclamé para mí mismo arrugando el ceño.

Pasé de un salto al vestidor; reí al imaginar la cara de alguno de los chicos si hubiesen abierto la perta en ese momento. Las palabrotas de cualquiera de ellos hicieron que mis carcajadas aumentaran un par de octavas; ¡¡PERVERTIDO!! Gritaría Alice, como aquel día de caza cuando se refirió de SEX-OSO a uno de mis comentarios. Seguí riendo mientras me vestía; cualquiera pensaría que perdí la cordura al verme riendo a carcajadas encerrado en un vestidor mientras me colocaba el calcetín en mi pie derecho.

Cuando pude terminar de vestirme baje hacia el salón donde todos estaban sentados; Esme se encontraba en una pequeña silla de época que había permanecido con Carlisle desde su transformación. Jasper estaba sentado en el pequeño sillón con Alice en su regazo; ella rozaba con su pequeña y respingada nariz el rostro de él mientras que sonreía hablaban en un tono tan bajo que no podíamos oírlos. Rose se encontraba recostada en el sillón y al verme se movió haciendo un ademán para que me sentara a su lado; en un segundo estuve en el sillón con la pequeña mano de Rosalie en mi mejilla y sus largas piernas sobre mis rodillas. Ella comenzó a trazar círculos son la punta de su dedo índice detrás de mi oído; por su lado nuestra querida madre adoptiva se limitaba a vernos a sonreír tiernamente.

Me recosté del espaldar del enorme sofá dejando caer mi cabeza hacia atrás, cuando de pronto una oleada de una sensación que conocía me recorrió haciendo que mi piel se erizara de un tirón. Pude sentir como el cuerpo de Rosalie se estremeció con un fuerte espasmo y se removió ligeramente en el sofá; una mirada de complicidad se escapó de mis ojos hacia los de ella que la devolvió con una sonrisa. Sabía perfectamente de donde provenía aquella sensación que liberaba mis más bajos instintos hacía que cada célula de mi cuerpo deseara fervientemente a Rose; Dirigí una ligera mirada por el rabillo de mi ojos hacia el pequeño sillón, Jasper se encontraba sentado con sus manos en la cintura de Alice, que estaba en una posición un tanto sugerente; sus piernas estaban a ambos lados de las de Jasper y sus manos se encontraban en las mejillas de él mientras que lo besaba con una fogosidad que nunca había visto en ellos.

Esa era la ligera desventaja de su don, todos en la casa podíamos sentir hasta la más leve de sus emociones sin que el pudiese controlarlo del todo; recuerdo muy bien el día que llegaron a las afueras de nuestra pequeña casita en Denali, mi mente sufrió un pequeño desvarío debido a un miedo que repentinamente se apoderó de todos mis sentidos, escuche unos ligeros pasos que se movían muy entusiastamente sobre la nieve, seguidos de otros más pesados que arrastraban los pequeños trozos de hielo con desánimo. Esa fue la primera vez que el don de Jasper influyó sobre mis emociones, desde ese momento Jasper ganó gran parte de mi confianza, convirtiéndose así, en mi persona de mayor confianza; él sabía todo lo que pasaba conmigo, supongo que le aventajaba el percibir mis emociones.

Aclaré mi garganta muy fuertemente mientras que Rosalie se incorporaba para recobrar la compostura. Jasper se separó rápidamente del rostro de Alice, ella rió nerviosamente observando a Rosalie con los ojos entrecerrados a modo de disculpa, mientras que Esme ahogaba una ligera risilla mientras que escondía su rostro entre las páginas del desgastado libro.

Mi hermano muy apenado cerró sus ojos y respiró muy profundo pasando ambas manos por su cara; poco a poco el frenesí que se había desatado en mis adentros se iba apaciguando aunque sin extinguirse del todo, aun sentía aquellas ansias de estar con Rosalie y estaba seguro de que ella estaba igual que yo, pero lo que no podía definir aún si esto era por influencias de Jazz… o no.

Si Jasper tuviese sangre en su cuerpo de seguro se hubiese agolpado toda en su rostro; él no solía ser de muchas palabras con algunas personas así que había que saber interpretarlo y en este momento la vergüenza se había apoderado de él; al ver esto solté una ligera carcajada mientras que Rose le hacía un ademán que no comprendí a Alice, esta sonrió y le dedicó una mirada de complicidad a Rosalie que se la devolvió con una risilla; a veces entender a las chicas de esta casa era una tare Hercúlea. De pronto Alice tomó una de las manos de su amado vampiro y salieron corriendo de la casa.

- Oh… con que… eso… van a…- balbuceé mientras Rosalie reía en voz alta y asentía con la cabeza.- Ein… eso esta fuera d los límites de mi imaginación.- Rose se viró violentamente hacia mí con el ceño fruncido y los brazos cruzados sobre su pecho.

- Pues, ¡¡¡más te vale Emmett Mc’Carty Cullen!!!!- dijo Ella con un chillido y una mirada envenenada; yo me limité a tomar su rostro entre mis manos y poner mis labios sobre los suyos hablando lentamente.

- Tú, pequeña celosa… eres la única que ocupa ese aspecto… nunca lo dudes.- dije antes de besarla suavemente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool