Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


41.- Necesidad.

martes, 14 de julio de 2009

Luego de vestirnos nos quedamos un rato más recostados en la penumbra que comenzaba a tomar forma; el sol se asomaba, y brillaba más que lo que acostumbraba en este pequeño pueblecillo. De pronto pudimos escuchar las ligeras voces en el bosque; al oírlos Rose apretó los ojos con fuerza y poso su cabeza en mi pecho, haciendo que su cara quedase escondida entre sus cabellos.

- Debemos bajar ya.- le susurré y besé su frente. Se sentó en la cama arrugando su cara mientras refunfuñaba.

Rose se acomodó en mi espalda y bajamos las escaleras, al llegar a la sala se sentó en el enorme sofá mientras que yo retiré las grandes cortinas de los ventanales, lo que vi hizo que sonriera; el sol se asomaba más de lo normal en el cielo y no habían rastros de las usuales nubes en el cielo, los rayos raían sobre los rostros de toda mi familia y sacaba destellos platinados de sus pieles haciendo que pareciesen millones de brillantes incrustados en ellos. Todo esto tenía un solo significado para mí. Rosalie se viró y se levanto suavemente del sillón, en un segundo estuvo junto a mí con sus pequeñas manos sobre la tela del cortinal.

- Bueno, al parecer no hay instituto hoy.- dijo ella mordiendo su labio inferior, esto me hizo reír por lo bajo mientras que colocaba tras de su oreja un mechón de cabello que rozaba su nariz.

- ¡Sí! ¡¡Día libre!! – dije dando un respingo y sonriendo de oreja a oreja. En ese momento los demás entraron rápidamente por la puerta huyendo de su resplandor; Alice y Jasper reían junto a Esme y Carlisle, por su parte Edward se veía ceñudo y una especie de tristeza rayaba su cara; subió rápidamente y un portazo marcó que estaba en su habitación.

Cuando Ed volvió abajo traía otra ropa y las llaves de su volvo en una mano; salió esquivando a Esme y Carlisle que conversaban distraídos y se dirigió a la cochera, lo seguí hasta allí y lo llamé.

- ¡Eah! ¡Ed! No sé si te fijaste, pero ¡hoy no hay instituto!- dije señalando el pantalón de pijama que tenía puesto junto a una camiseta gris. El mostró una sonrisa que no lleno su rostro y volvió a mostrarse ceñudo.

- Es que…- comenzó a decir sin mirarme mientras giraba las llaves del volvo en sus dedos.- no puedo pasar un día más sin saber de ella Emmett; necesito saber que está bien, que no le pasó nada mientras que no estaba.

- Pero, ¿sólo por eso harás que nos descubran?... o tal vez ¿se te paso un pequeño detalle?- dije caminando hacia la luz del sol que entraba por la ventana, haciendo que mi piel descubierta reflejase los rayos. Él paso su mano por su rostro y me miró con ojos tortuosos, hice rodar mis ojos y respire profundamente aun sabiendo que no lo necesitaba.

- Deberías intentar no llamar tanto la atención, así que… sin auto y sin exponerte.- dije tomándolo por sus hombros.- por favor… no quiero más problemas con Rosalie.- concluí seriamente; Ed asintió y en un segundo desapareció dejando en mi mano un pequeño llavero que mantenía sujeta una única llave junto a un pequeño control.

Volví a entrar intentando deshacerme de mi cara de preocupación; cuando llegué al salón estaba desierto, coloqué distraídamente la llave sobre el lago mesón que se levantaba frente a la pequeña cocina. Pasé mis dedos sobre el frío tope de granito mientras caminaba hacia la puerta trasera.

- ¡Cariño aquí estás!- dijo la dulce vocecilla de Rosalie a mis espaldas, me viré sonriendo lentamente mientras que ella colocaba sus manos en mi cintura.

- Y… ¿qué haremos hoy?- pregunté tomando su mentón en una de mis manos.

- Bueno… Alice y yo queríamos ir a Port Angeles hoy, pero si quieres podemos hacer otra cosa.- dijo ella con una mirada dudosa.

- No, no… si quieres ir ¡ve!- dije acariciando su mejilla.- yo veré que hacer junto a Jazz.

- ¡OH! No, no… ¿recuerdas la última vez que hiciste algo con Jasper?- dijo ella, aún me reprendía por lo que había pasado con los quileutes.- ¿qué te parece si vamos todos juntos?... podríamos ir a ver una película o algo.- sonreí y asentí un poco dudoso, sabía lo que esto podía significar: todo un día de compras mientras que Jasper y yo moríamos de aburrimiento.

- Bien, esto… iré a vestirme.- dije sonriendo.- o ¿prefieres que vaya así tal vez?- hice un ademán de modelar mientras ella reía y negaba con la cabeza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool