Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


33.- Daños Colaterales

jueves, 2 de julio de 2009

Rose se acomodó en mis brazos y posó su cabeza en mi hombro mientras tarareaba y tamborileaba con sus dedos en mi brazo.

- ¿Qué piensas?- pregunté luego de un rato. Ella pareció salir de una especie de trance.

- ¿eh?-contestó un tanto aturdida.- oh… nada cariño.- dijo tomando mi cara entre sus manos y besándome de lleno en los labios. La observé con una mirada irresoluta y ella titubeó.

- ¿y?... por favor amor…- dije tomando un mechón de su cabello y colocándolo detrás de su oreja.

- ¡oh amor!... solo recordaba, y… pensaba como hubiese sido todo de no haber aceptado a Royce… de no haber sido tan presumida y orgullosa…- gimoteó un par de veces y ocultó su cara en el hueco bajo mi oreja. La abracé con fuerza.

- Ya querida… - la tranquilicé mientras ella seguía sollozando.

- ¿por… por qué?... ¿Por qué nadie me preguntó si yo quería esto?- dijo fuera de sí.- solo quería una vida normal Emm… ¡sólo eso! No estar encerrada dentro de este cuerpo.- al terminar de decir esto estalló en lamentos.

Nadie sabría lo mucho que me dolían aquellas palabras, yo sabía que Rosalie no era feliz siendo vampiro, pero nunca lo había escuchado saliendo de su boca, nunca la había visto tan adolorida por el hecho de querer una vida humana. Rose retiro su cara y acomodó su cabello.

- Rose… si yo pudiese… si sólo…- con un rugido escondí mi cara y tome mi cabello entre las manos. Ella se colocó de cuclillas frente a mí y tomo mi cara entre sus manos mirándome con ojos torturados.

- No… no te culpes.- dijo observándome fijamente a los ojos.- nada es tu culpa querido. Tú eres simplemente maravilloso, eres mi única razón de ser, eres mi luz en la oscuridad, eres mi sol entre la lluvia, eres simplemente… mi todo.- luego de decir esto me dedicó una sonrisa y me abrazó, besando todo mi rostro.

Aquellas palabras hicieron que mi corazón helado y muerto diera un respingo.

- Oh cariño… no podría decirte lo que eres para mi… eres lo único que de verdad tengo, lo único que de veras me importa, lo único que necesito… sin ti no sería nada… si tú me faltases no podría seguir.- dije en un susurro tratando de describir lo que sentía en ese momento. Realmente no habían palabras para expresar todo lo que ella me hacía sentir, no había nada que describiese lo que sería de mí sin ella a mi lado.

Yo no conservaba demasiados recuerdos de mi vida humana, todo era borroso y confuso, mi renacimiento era el recuerdo más lejano y firme que tenía aquel dolor indescriptible, aquella oscuridad; aquella hermosa voz que me llamaba, aquellos fríos dedos que rozaban mi rostro, aquellos grandes ojos preocupados que me veían con un rastro de miedo. Ella era la única que hacía latir mi muerto corazón.

De pronto con una gran sonrisa se levantó de la cama de un salto.

- Entonces… - dijo arrodillándose grácilmente.- Emmett Cullen, ¿te casas conmigo?

Al oír aquello estalle en risas, y con un rápido movimiento la levanté en brazos.

- ¡Por supuesto que acepto! ¡Una… y mil veces si es necesario para que te quedes conmigo por siempre!.

1 comentarios:

  1. GrettV dijo...:

    Awwwwwwww

    ¡¡¡ Que bonito !!!

    Que ternura ... xD

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool