Bienvenidos a mi blog, aquí van a encontrar historias inspiradas en libros como Twilight y Harry Potter, además de otros relatos recién salidos de mi retorcida imaginación... Así que espero que los disfruten y no se pierdan las actualizaciones.


19.- Locura.

lunes, 22 de junio de 2009

Luego de vestirnos, salimos al jardín. Nos recostamos en el pasto, Rose posó su cabeza en mi pecho mientras que yo jugueteaba distraído con un mechón de su cabello dorado, nos quedamos allí viendo el amanecer juntos, ella trazaba con sus dedo helados cada línea en mi pecho incorporada sobre uno de sus finos brazos.

Apenas media hora antes de ir al instituto llegaron los demás.

Jazz traía cara de pocos amigos, le desagradaba la sangre de los ciervos casi tanto como la comida humana. Alice besaba su mejilla y le susurraba algo al oído, tratando de cambiar su semblante.

Carlisle subió las escaleras y bajo un segundo después, perfectamente vestido para ir a trabajar. Esme lo esperaba en la punta de las escaleras, hoy iría con él a la oficina porque su secretaria estaba de reposo, así que Esme lo ayudaría. Ella estaba hermosa, tenía un vestido casual de un color violeta oscuro que contrastaba con su tez blanca y pálida.

Edward tenía aun una pizca de trastorno en su cara, y se llenó de arrepentimiento cuando se encontró de frente con Rose mientras subía las escaleras hacia su habitación. Esta solo viró su cara y frunció el ceño, y continuó descendiendo grácilmente los escalones.

Cuando llegamos al instituto aun se palpaba en el aire el revuelo causado por el accidente; pude oír varias veces como Bella, la chica Swan contaba una y otra vez la historia de la que le convenció Edward.

- ¡Él estaba junto a mi camioneta, y me empujo fuera del camino de la mini van de Tyler antes de que me hiciera puré! Realmente no fue la gran cosa…

Ahora, lo que realmente nos preocupaba a todos era lo que realmente había visto la pequeña humana causante de los dolores de cabeza de siete vampiros. Fácilmente podríamos hacerla un desayuno sabatino, pero tendríamos un pequeño problema con Edward, y este nos molestaría por ello el resto de nuestra existencia.

Realmente, los estudiantes del instituto se arremolinaban alrededor de ella, ni uno solo se acerco a Edward a oír su versión de la historia, supongo que era porque nadie se acercaba jamás a la bandada de chicos extremadamente raros y pálidos. Una buena decisión por su parte.

Estaba sentado junto a Jazz en la clase de química, Rose estaba en Gimnasia, la única clase que tenía separada de nosotros. Pasamos toda la mañana haciendo apuestas sobre profesores y alumnos, gracias a que Alice no estaba junto a su novio pude ganar la mayoría de las rondas, así que me llevé cincuenta dólares que no esperaba tener hasta las próximas vencidas con Edward.

Cuando sonó la campana del almuerzo pasamos por Rosalie al gimnasio donde nos esperaba, parada en el arco de la puerta de entrada. Hoy se veía tan hermosa como de costumbre, vestía un pantalón de jean oscuro, una camisilla de un azul paliducho y una chaqueta de un azul muy fuerte, que hacía un contraste genial con su pálida piel blanca.

Al entrar a la cafetería ya Alice y Edward estaban allí, el se veía descompuesto, si fuese humano diría que estaba a punto de vomitar, ella lo observaba desde el otro lado de la mesa, con una expresión torturada en su rostro. Cuando llegamos no se percató de nuestra presencia hasta que lo llamé en voz alta.

- ¡¡EDWARD!!- le dije a la tercera vez.

- Oh… pero que demoo… Emmett que sucede.- dijo él con voz cansada y mirada aturdida.

- Oye… ¿aparte de Vampiro…zombi?.- dije en voz muy baja para que ninguno de los humanos en la cafetería lo escuchasen.

Alice seguía observándole con la misma expresión mientras que hablaba con Jazz en una voz muy baja, este abría cada vez más sus ojos, al tiempo que fruncía el ceño. Realmente necesitaba que me explicaran que sucedía.

- Luego Emmett… luego… - dijo Edward sin mirarme, aunque había un deje de disculpas en su voz.

Generalmente el me explicaba las cosas en privado, donde no estuviese Rose viéndolo fijamente con los ojos entrecerrados y el ceño fruncido. Esa mirada amenazante de Rosalie sería muy adorable si no tuviese la fuerza como para arrancarte la cabeza de un solo golpe.

Esa tarde dejamos las llaves del volvo con Alice para que fuesen a casa, Edward y yo fuimos a casa en el Jeep para conversar.

Realmente era extraño entrar en la casa vacía, Esme seguía en la oficina de Carlisle así que lo único que se escucho cuando entramos al salón fue el eco de la puerta al cerrarse.

- Ok, ¿ahora me puedes explicar qué pasa?- dije intentando sonar calmado, cuando desde hace un par de semanas Edward ponía mis nervios de punta.

- Es que Alice… bueno… ella tuvo una visión Emm… y es peor de lo que imaginaba.- dijo con cara de desesperación, viéndome con una mirada torturada y suplicante.

- ¿qué vio? ¿tiene que ver con Bella?- Asintió cerrando sus ojos y dando un respingo.

- Ella… me dijo que lo vio ayer luego del accidente… me dijo que la visión se dividía, como si hubiese indecisión por una de las partes… en una estaba muerta Emm… yo la habría asesinado, estaba en el suelo de lo que supongo es su habitación desangrada, con sus enormes ojos ya sin brillo.- en ese momento de su garganta brotó un sollozo muy profundo, el único medio que podíamos tener para llorar y liberar nuestra frustración.

- Oh, bueno eso era lo que esperaba oír así que…

- La otra parte de la visión.- dijo interrumpiéndome.- ella era… era como nosotros Emm… la habíamos condenado a ser un vampiro, a perder su alma, a perder una vida, para tener una existencia eterna.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Traductor

Mordidas de Vampiros D:

TODO EL CONTENIDO DE ESTE BLOG ES PROPIEDAD DE ANNIE [ANGEL.REBELDE.83@GMAIL.COM] CUALQUIER REPRODUCCIÓN O DISTRIBUCIÓN ESTÁ COMPLETAMENTE RESTRINGIDA.

BLOG PROTEGIDO.


IBSN: Internet Blog Serial Number 080-3199-4-00

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Protected by Copyscape Plagiarism Checker Tool